Instantánea en Iqrith

Posted: November 6, 2010 in Poemas en español
Tags: ,

Con los ojos hundidos en el alma me como pedazo tras pedazo la aldea vacía – un antojo piadoso, de niño. Piedras con vida no lavada desde hace 60 años, mis piernas llenas de sangre siempre fresca.

Siete escalones colgados como una serpiente en el muro de la iglesia. Lianas entre las columnas y el cielo, adormecidas en el mito. Cúpula sin acabar de caerse, sin acabar de levantarse, fundación revolcándose en la sangre fresca.

Queda sólo el camino hacia el cementerio para contar las historias de las montañas, de las tumbas y de todos los días. A él también lo traga, año tras año, el aire con recuerdos de ametralladora del Mar de Galilea. A veces le brota en medio una flor fresca de “sangre del caballero”.

Los jóvenes de la aldea han venido a la misa de resurrección en el cementerio: regresan vivos, regresan muertos, regresan los vivos y los muertos del pueblo para celebrar juntos. Por entre las tumbas se escurre otra vez sangre fresca.

Iqrith, Israel, 2009

Advertisements
Comments
  1. giovanni says:

    Te he estado leyendo un poco y me gusta…
    dónde y cómo puedo conseguir tu libro?

    besos.

    Gio.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s