Archive for the ‘Poemas en español’ Category

Huellas de mi sangre en el amanecer a 1200m altitud, mausoleo de nubes se levanta cada vez más negro sobre el agua surcado por pasos. Algunos camellos se transforman en caballo, en paraguas, en el sillón que eras y en el que me senté, enganchada con todas las raíces a los brazos desesperados por la carne que eras vivo, ondulante hacía mi puerta perfectamente  arqueada baroco para ti.

 

Huellas de tu sangre embutido sobre mi brazo. La salida del sol se extingue detrás. Se me superponen los segundos todavía pulsando. Entramos en la espuma de las nubes, me buscas la cara crucificada. Ponemos un ala abajo y nos damos la vuelta imponderables alrededor suyo. Cortamos la espuma y nos bajamos, me bajo floja sobre la silla, me engancho callada, agotada en tus brazos, en las nubes con todo el cuerpo vacio de aire. Se me levanta el alma. Noche. Blanca alrededor. Cuna con todo el cuerpo. Bíceps escondido en mi cabello. La tibia de la ala brota de por debajo de las nubes.

 

Huellas de nuestra sangre atrás. Rueda sinfín alrededor de la altura de dios, Ramallah escondida. Deceleramos, caímos, continuamos. Me pulsa el cerebro hacía los horizontes. El Mar debajo, Muerto alrededor, el sol amaneció de repente. Señal de cinturones, barcos en otro orden de tiempo, en otra dirección. Silencio. Otros 8 minutos detrás del límite. Otra infinitud de posibilidades. Otro tanque enorme, con su propia huella blanca. Una boca de arena. Un edificio, un camino. Otra infinitud de instantáneas. Tocamos tierra. Freno aerodinámico.

 

Huellas de sangre blanca en el mar, en el aire, la altura de dios bajo mis pies. Estaré en las cimas.

Espiral con hormigón

Posted: February 19, 2011 in Poemas en español

Se alza el asfalte azul para enfrentar mis carnes

Se deslizan los anillos atrapados entre mis vertebras

Aún queda piel para cubrir nuestro pasado hermoso e infecto

Toma, abre la boca y come lo que queda de perfecto.

 

Es casi de día – la luz santifica, la luz maldice.

¿La quieres recibir, abres tu carne para que entre?

Pisos iguales a pasos de hormigón,

artificial olvido de un artificial amor.

 

El año de la loba ciega

Posted: January 16, 2011 in Poemas en español

Recuerdas el aliento de la montaña helada – su respiración más filosa y pura que el acercamiento? hielo fundido y hecho casa. El sonido de la interminable luz, el panorama del interior desprendido ya, yéndose ya, sientes la nieve alrededor y la nevada dentro? Se está llenando la copa, el vino al derrumbarse sobre la nieve olerá a sangre, nos encontrará la sombra la loba con los cachorros disparados. Se cayó otro ramo de nieve.

Me ha ganado la fiebre negra: tengo mucho frío y me quema tu nombre. Triángulos de césped se desbordan a veces, huyendo de tu ausencia. Estoy ardiendo el fuego de tu desvanecimiento, de tu razonamiento. Tu cruz en cuerpo y espíritu – tres metros enterrada en mí.

Vuelvo a mi tierra, la loba ciega, con sangre embutida en sus patas alza el hocico – la brisa congelada me trae olor a sangre caliente, a vida nueva. Cenizas con cenizas, polvo con polvo. ¡Estoy viva!

Siempre con miedo del siguiente segundo, siempre dejándolo a un lado. Hay vida, se vé, se toca, se huele, se oyes cada vez otra. Cada memoria compara para que la vida avance. Si todos dejaríamos de comparar, el tiempo no pasaría – ¿el cuerpo pasaría? Tú bendito cuerpo, ¿se quedaría en movimiento o miraría? ¿Llegaría al otro lado del tiempo?

Luego llegó el silencio del grito. La cisne se ahorcó con las piedras de su llanto. El ojo de dios parpadeó. La madrugada se metía cada vez más profundo en el bosque, la sangre fundía cada vez más ancho la nieve.

Aquél cuchillo de la eternidad ignorante. Apenas me quedan dos lomos de ti. Apenas cobijan las ojeras.

Lamiendo por última vez la nieve con su lengua de muerte, el animal se arrastra por las patas hasta la casa. La luz se quedó para siempre marcada en su negro pelaje. La razón se encontró su medida escrita en el patio líquido.

La madrugada congelada nos cubrirá igual.

Instantánea sin recuerdo

Posted: January 4, 2011 in Poemas en español
Tags:

Tiemblo tu ausencia,

casi no veo,

casi no hablo.

 

Arrebatadas hojas de plátano –

hierbabuena para tus sueños,

coco, jugo, vida

carne blanca caída,

restos para que coma la ira.

 

Desplacemos la presencia del tiempo,

todo de una vez, todos de una vez:

cuerpos mudos, cada uno con su aura

aplastándose para caber en el segundo

todos iguales, mujeres, hombres y niños

petrificados a las veintitrés.

 

Luego las hormigas se pusieron en marcha

para trotarlos igualmente

para unirlos en su ausencia

¿dónde estarán?

y los esperaremos un año y otro

un salto de conejo, un parpadeo de tortuga.

 

El sentido último se nos ha escapado.

Te amo, pero esto no tiene nada que ver.

Por ahora la montaña nos encubre con su aliento congelado

por ahora la fiebre nos calienta estos extraños cuerpos

que todavía se abrazan de lado.

 

Por ahora hubo demasiadas palabras

y lo no-dicho ya no existe.

Suponiendo la cicatriz como posibilidad de la herida

Rebeca me recuerda a veces

la grandeza de la realidad.

 

Dormida.

Alba con caballo

Posted: December 20, 2010 in Poemas en español
Tags: , ,

El sol estalló por mi nariz.

 

repentinamente,

como el caballo me miraba

en su vuelo,

me empezó a fluir té por las raíces

de los dientes de madera.

 

Estos árboles, eternamente enajenados

no

hacían

nada.

 

nada más que arquear

sus pechos y lomos, ante

el dios caballo,

cuando él pasaba adiós y elegante,

corriendo hacia una tierra en espiral.

 

Las manos son

la expresión del alba.

 

así su majestad me trotaría cada pulgar,

resbalándose hacia el principio,

por el arroyo-río.

 

Por supuesto que esencialmente somos

los mejores seres acuáticos de la tierra.

 

entre tanto, el semental

loco

se inclinaba entre

los muslos y las mejillas

como un salmón.

 

Se aventaba,

aún más descuidado

por la nieve azul

hacía el borde del camino.

 

su humo está goteando

a través de mis paredes,

gritos,

propagando un silencio mortal,

colgando hacia arriba de las cuatro esquinas,

oliendo la botella con el cielo arrumbándose.

 

Y el caballo vino corriendo

a lo largo

de mi

ojo.

 

había un árbol de navidad

y tu cigarro apuntaba hacía el criminal:

yo y la mosca de mi ojo derecho,

rescatadas por mí pupila-entre-hojas-de-no-olvido.

 

Y el tren cruzó terriblemente a través de mi ventana.

es casi mediodía.

 

Mi vientre está

lleno

de

té.

 

Me levanto y me voy

a explotar debajo del asiento

de la justicia bárbara.

 

Las reglas están hechas para que dios descanse en paz.

2006, México D.F.


Canción de un respiro

Posted: December 19, 2010 in Poemas en español
Tags:

Improvísame un solo para el alma de esta canción. Ata mis muslos con la cuerda insaciable de la guitarra de ébano y deja que mi piel hinchada se exalte en las vibraciones de la madera esperando a ser quemada para el vino del molde.

Sueños empañados se alborotan con las paredes, los rostros, el humo, las telarañas. Las gotas de sudor con sangre nunca sabrán lo sublime del instante.

Instantánea de espejos

Posted: December 19, 2010 in Poemas en español
Tags: ,

El frío ya llegó por fin.

Estás tan mudo, como el aire de la mañana nevada.

El color del aura como serpiente me alcanza.

 

Estás tú en el último momento del encuentro sin fin:

Con brazos verdes,

Esperando a que te crezcan hojas y flores,

Rezando por una gota más de clorofila.

 

Dándole tiempo al tiempo me quedé sin risa,

Sin la menor idea de que las aves pasarán por encima,

Siempre otras, siempre hacia otros espejos.

 

Estoy aquí, descalza en tu paisaje paralelo,

duplicada guerra de todos y ninguno.

Estoy aquí, frágil, sin miedo,

una y otra vez me aviento

en el destrozado vientre

de la madre que me ha querido siempre

y yo nunca la quise.

 

Baile de noche llena, de luna profunda y vino negro,

ojos vacíos, eclipsados por adentro.

Me han brotado grillos de los senos por tanto velar,

se han empañado las ventanas de tanto extrañar,

se ha hinchado el ave de tanto soñar.

Espacio digestivo sin calentar

y carne cruda.

 

El árbol crece desnudo

y radioso

como crecen tus ojos

en la luz

de la nieve con sol.

 

Sin verlo

me cierras los dedos

de iglesia

intentando tocar el sonido

del arco iris.

 

Pedazos del alma de la tierra caen

continuamente

sobre cada recuerdo de nuestro

cuerpo.

 

Instantánea en Iqrith

Posted: November 6, 2010 in Poemas en español
Tags: ,

Con los ojos hundidos en el alma me como pedazo tras pedazo la aldea vacía – un antojo piadoso, de niño. Piedras con vida no lavada desde hace 60 años, mis piernas llenas de sangre siempre fresca.

Siete escalones colgados como una serpiente en el muro de la iglesia. Lianas entre las columnas y el cielo, adormecidas en el mito. Cúpula sin acabar de caerse, sin acabar de levantarse, fundación revolcándose en la sangre fresca.

Queda sólo el camino hacia el cementerio para contar las historias de las montañas, de las tumbas y de todos los días. A él también lo traga, año tras año, el aire con recuerdos de ametralladora del Mar de Galilea. A veces le brota en medio una flor fresca de “sangre del caballero”.

Los jóvenes de la aldea han venido a la misa de resurrección en el cementerio: regresan vivos, regresan muertos, regresan los vivos y los muertos del pueblo para celebrar juntos. Por entre las tumbas se escurre otra vez sangre fresca.

Iqrith, Israel, 2009